¿QUÉ ES UNA COMUNIDAD ENERGÉTICA?

Entendemos una Comunidad Energética como una asociación vecinal abierta e inclusiva que busca impulsar proyectos relacionados con la transición hacia una energía sostenible, participativa y accesible para el barrio. La comunidad energética supone el punto de partida para llevar a cabo:

  • Proyectos de generación de energía renovable local.
  • Proyectos de movilidad eléctrica eficiente y sostenible.
  • Proyectos de mejora de eficiencia energética.

Ventajas de formar parte de una comunidad energética:

ECONÓMICA

Instalaciones compartidas y compras colectivas que permiten reducir al máximo el coste del acceso a la energía.

SOCIAL

Genera Comunidad y Diseña tu barrio. Voz y capacidad de decisión sobre la gestión de la energía en tu comunidad. 

ECOLÓGICA

Reduce la cantidad de materiales y electrónica necesaria para empezar a generar tu propia energía.

¿Qué pueden hacer las comunidades energéticas?

Gracias al Decreto Ley 244/2019 por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica ya es posible generar y compartir la energía producida en nuestros tejados con nuestros vecinos.


Las instalaciones de autoconsumos son instalaciones conectadas a la red que permiten consumir la energía generada por los paneles de forma gratuita y en vez de la energía de la red con los altos costes, peajes e impuestos añadidos. Estando conectada siempre a la red eléctrica no dejarás nunca de tener suministro eléctrico en un día nublado o de lluvia.


Las comunidades energéticas son una pieza clave en la reorganización de los sistemas de producción y distribución de energía. Permiten aprovechar los recursos renovables allí donde están y son una puerta abierta para la participación activa de los ciudadanos en el sistema energético.

Ventajas 

Según el informe ‘Community Energy: A practical guide to reclaiming power’, sus ventajas pueden resumirse en:

• Abandono de las energías fósiles y reducción de la huella de carbono local.

• Mayor eficiencia en el consumo, sobre todo, en aquellas comunidades que tengan como objetivo mejorar la distribución y reducir el gasto de las viviendas y el transporte.

• Alternativas de inversión colectiva para el desarrollo de las energías renovables.

• Implantación de renovables desde el respeto y el compromiso de la comunidad, en lugar de apostar por grandes proyectos desarrollados de espaldas a los ciudadanos.

• Posible solución a la pobreza energética. Las comunidades energéticas pueden favorecer precios más bajos para los vecinos con menos recursos.

• Desarrollo de la economía local.

• Fortalecimiento de los lazos de la comunidad.

• Redistribución de los beneficios, que revierten en su mayoría en la comunidad local.

Conoce comunidades energéticas

Impulsamos comunidades energéticas

Desde Light Humanity apoyamos a comunidades locales, asociaciones vecinales y grupos de personas que quieran comenzar su propia comunidad energética. 

Método de Trabajo

¿Quieres hacer una comunidad energética en tu comunidad?

¡Ponte en contacto con nuestro equipo!