Sobre Light Humanity

Ante una situación muy desfavorable para el impulso de las energías renovables en España, Eugenio Calderón, ingeniero energético y activista ecológico, decidió lanzar un reto solidario sobre la situación energética del país.


Fue así como en 2018 construyó una bicicleta eléctrica impulsada por energía solar y emprendió una vuelta por España convocantes manifestaciones y eventos reivindicativos en más de 30 ciudades, recorriendo en total más de 4000 km.​El proyecto #PedaleoSolar tuvo gran acogida en los medios de comunicación y la ciudadanía. El mes que concluyó la vuelta a España, hubo un giro en la política española que propició la eliminación definitiva del famoso impuesto al Sol en España. 


Tras la celebración, Eugenio entendió que tocaba abordar un reto que llevaba años en su cabeza. En el año 2017, en Latinoamérica, Eugenio pudo experimentar y ver de primera mano que era aquello de la "pobreza energética". Familias enteras que dependían de una tóxica lámpara de gasóleo para iluminar sus noches, emitiendo gases que contaminan sus propios pulmones y el medio ambiente. Eugenio Calderón supo en ese momento que quería aportar una solución una solución contra la pobreza energética y el cambio climático, los dos mayores retos energéticos del siglo XXI. Su misión comenzaría por reemplazar esas insalubres lámparas de gasóleo por lámparas solares.


En el primer viaje al Amazonas Brasileño, Eugenio Calderón a través de la prefeitura del municipio de Breves conocío a Amiraldo. Presidente de las Asociación de Ribereños Extractivistas, junto a Amiraldo y a la periodista brasileña Lanna Sanches, realizaron la primera distribución de lámparas solares a las familias más vulnerables de la región amazónica.


El 2 de enero de 2019 se lanzó la primera versión web de www.lighthumanity.org donde las personas tenían la oportunidad de comprar una lámpara solar en España y así financiar otra lámparas para una familia que dependía del gasóleo para su iluminación.El proyecto tuvo gran acogida entre el público español y entre las familias beneficiarias brasieñas. 


Fue así como al volver a España en febrero de 2019, Eugenio decidió dar un paso más allá y crear un modelo más sostenible y de mayor impacto. 


 "1 de cada 7 personas en el mundo no tiene acceso a la electricidad, y por obvio que parezca, ahí está el problema, en el ACCESO. el modelo de Light Humanity comenzó realizando donaciones a las familias más vulnerables, pero nos vimos desbordados por la cantidad de necesidad que había solo en esa pequeña región del Amazonas, si realmente queríamos causar un gran impacto había que atacar el problema del acceso de la energía desde la raíz. Fue así como creamos la primera tienda de energía solar local en el Amazonas, de esta forma podíamos llegar a la mayor parte de la población, y nuestro objetivo era que la energía solar llegase a esas tiendas lo más barata posible para que pudiese ser ACCESIBLE para la mayoría de la población. Siendo conscientes de la situación precario de algunas familias sabíamos que tendríamos que continuar con las donaciones en casos excepcionales, pero el objetivo es que la energía solar se abra camino en esas zonas rurales donde no llega la electricidad, y poner al alcance de su población la tecnología fotovoltaica a un precio localmente asumible" 


En Mayo de 2019, junto con el videógrafo Carlos Martínez, Eugenio Calderón regreso a la comunidad de Amiraldo en el Amazonas y empezaron a crear los cimientos para poder realizar la distribución de las lámparas solares a las 2.000 familias que vivían en esa región, llamada Isla de Macaco, en el municipio de Breves, Brasil.


Fue en este segundo viaje cuando decidieron crear el primer punto de venta, distribución y reparación de lámparas solares, con el único objetivo de crear una metodología que fuese escalable, sostenible y replicable en otras regiones.


A día de hoy, Light Humanity ha conseguido lanzar 3 productos solares que sirven tanto para situaciones de pobreza energética como en actividades al aire libre. Estos productos y metodología de distribución han sido implementados en más de 8 países de Latinoamérica, África y Asia, consiguiendo dar acceso a la energía solar a decenas de miles de personas.


La comunidad de Amiraldo sigue siendo el lugar escogido por Light Humanity para innovar y testar las soluciones tecnológicas, distribución y microfinanciación que nos permiten mejorar nuestros productos y metodologías cada día. En noviembre de 2019 se incorporó Tatiana al equipo del Amazonas y Light Humanity se asoció con Amara para realizar una distribución a mayor escala de los productos de micro generación de energía solar en todo el mundo. 


Light Humanity lo forman una red de trabajadores, ONGs y voluntarios que operan en diferentes países en Africa, Asia y América Latina. Su misión es hacer que la energía solar sea accesible en las zonas rurales, con un modelo de introducción de la tecnología de forma sostenible y con agente locales. Siempre teniendo en cuenta que no hay que dejar a nadie atrás en esta transición energética.


Los 3 Pilares de Light Humanity: Sostenibilidad, Impacto social y Escalabilidad

Los inicios en el Amazonas

Este video hecho por Carlos Martínez y protagonizado por Eugenio Calderón, relata los comienzos de Light Humanity y la energía solar en el Amazonas

Otras páginas que te pueden interesar

Metodología

 

Productos sostenibles y solidarios

 

Proyecto "Luz del Amazonas"